¿Porqué se me olvidan las cosas? - Más Sobre Psicología

jueves, 19 de septiembre de 2019

¿Porqué se me olvidan las cosas?



¿Porqué se me olvidan las cosas?

¿Cuántas veces nos hemos quedado “en blanco” en los momentos más desafortunados? Es imposible contarlos, pues esta situación es sumamente común en todas las personas del mundo. Pero ¿Te has preguntado por qué ocurre? O más precisamente ¿Cómo puedes evitar que eso te pase en un momento importante? El día de hoy daremos respuesta a estas preguntas.

¿La memoria tiene fallos?

Solemos imaginar a nuestro cerebro como aquella central de datos infalible y siempre activa sea cual sea el momento. La segunda afirmación resulta ser verdad, sin embargo, la primera no lo es… Nuestro cerebro (en especial, la parte encargada de la memoria), se equivoca y con frecuencia.

Sí, el cerebro falla
 Cuando dudas entre la veracidad de dos recuerdos, cuando “te quedas en blanco” durante tu exposición escolar o reunión de negocios e incluso cuando olvidas el nombre de una persona que te presentaron recientemente, tu cerebro falla. ¿Porqué?

La memoria de corto plazo y los recuerdos

Supongamos que un buen amigo te presenta a una persona, y esta te dice su nombre; conviven un tiempo y entablan lazos de amistad. Sin embargo, a la hora de despedirnos de nuestro nuevo amigo resulta ser que hemos olvidado su nombre, lo que ocasiona que nos desesperemos y quedemos totalmente “en blanco”. En este caso, nuestro cerebro retuvo el nombre del sujeto solamente durante unos cuantos segundos, hasta finalmente desecharlo, pues, consideró que “no es importante”. Esto quiere decir, que de alguna manera no le dimos prioridad a ese pequeño dato. Una forma simple de evitar este tipo de situaciones que podrían llevarnos a momentos incómodos sería prestándole más atención a los detalles que nuestros interlocutores mencionen durante una conversación y por supuesto, evitando las distracciones. Así, mandarás el mensaje a tu cerebro de que aquellos datos son importantes para ti, y los conservará.

El estrés y la ansiedad también afectan los recuerdos
Hablar en público es uno de los miedos más grandes del ser humano en la actualidad. El temor a la burla, al rechazo, y a la indiferencia han hecho de esta actividad una de las más difíciles de realizar correctamente. A todos nos ha pasado que hemos memorizado totalmente nuestras palabras, y estamos seguros de lo que vamos a decir, sin embargo, en el momento de la verdad nos quedamos “en blanco” ¿Por qué? En este caso, la memoria a corto plazo no es la responsable, pues gran empeñó hemos puesto en nuestra presentación y aún con esas no logramos recordar lo que sabemos. Factores emocionales como la ansiedad y el estrés sentido en un momento clave hacen que nuestro cerebro se sobrecargue de estímulos (llamados glucocorticoides) y entre en una pequeña “crisis” de funcionamiento básico, que nos impide recordar. Si vives una situación estresante de cualquier estilo, lo más recomendable para mantener tu memoria intacta es practicar técnicas de relajación lo que evitará que tu cerebro se sobrecargue.

¿Te has quedado en blanco en un momento importante? ¡Cuéntanos!

No hay comentarios.: