¿Cómo el olfato afecta nuestra percepción? - Más Sobre Psicología

lunes, 2 de septiembre de 2019

¿Cómo el olfato afecta nuestra percepción?



¿Cómo el olfato afecta nuestra percepción?

En tu parecer ¿Cuáles son los factores que más afectan a la percepción de una situación, lugar u objeto? Con mucha razón tal vez alguien de los lectores de este artículo responderá que la vista y los estímulos que esta puede captar son definitivos para la percepción de algo, lo cual como mencionamos al principio, es cierto. Sin embargo, existe un aspecto importante que con frecuencia es infravalorado y olvidado incluso para los más expertos del tema, y este es el olfato.


APRENDE: ¡El miedo a los colores existe!

Se tiene información precisa acerca de la importancia del olfato en la percepción: Estudios han demostrado que este sentido en ocasiones llega a transmitir información a nuestro cerebro, hasta tres veces más rápido que la propia vista, lo cual es verdaderamente impresionante y nos da una idea de la importancia de los olores para causar una buena impresión. Imagínate estar en una perfumería visualmente bien ordenada, alumbrada, con personal atento a tus necesidades en todo momento, pero al entrar, percibes los olores provenientes de las muestras gratis de las fragancias, y ninguno te resulta agradable… ¿Aunque el lugar en apariencia esté impecable, volverías a ir a la misma perfumería sabiendo que no te atrae ninguno de sus productos? La respuesta está más que clara.
Ahora bien, imagina que un amigo cercano te menciona que necesita un perfume nuevo y que conoce un local con reputación de tener las mejores fragancias de toda la ciudad. No obstante, resulta ser que el negocio al que tu amigo se refiere es la perfumería a la que previamente fuiste y te desagradó completamente los olores de sus productos, ¿Qué le dirías a tu amigo respecto al lugar? ¿Lo recomendarías? ¿O le dirías que mejor busque otra perfumería para que compre sus fragancias?

El olfato y la asociación

Situaciones como la anterior suceden todo el tiempo en nuestra sociedad, y no solo a niveles de empresa, sino también tiene un gran peso en las relaciones personales y actividades diarias. Todos nos hemos topado a esa persona que luego de hacer ejercicio se acerca a nosotros y… digamos que su olor no es muy grato. O bien, no falta la típica situación de aquella comida que en apariencia es deliciosa, pero al acercarnos para dar el primer bocado, percibimos un olor fuera de lo común, y nos detenemos, para luego decir “Esta comida no sabe muy bien”

¿A qué se deben estas situaciones? El sentido del olfato tiene una conexión directa en un primer momento con la amígdala, el hipocampo cerebral, para posteriormente mantener una comunicación con la corteza frontal y el hipotálamo, lo que en su conjunto procesa la información de aquel suceso, afectando en consecuencia nuestro actuar, y relacionando la experiencia olfativa con una emoción: Si el olor resultó ser muy agradable, al recordar el suceso, siempre nos vendrá a la mente los olores percibidos, y cómo nos hicieron sentir, lo cual etiquetaría de alguna forma, la experiencia como buena o mala, afectando la percepción general.

Por esta razón los asesores de imagen personal y de marketing de empresas ponen especial atención en los olores que podemos percibir en momentos clave: No solo se trata de agradar visualmente para dar una buena impresión, sino también debemos de ganarnos a nuestro sentido del olfato… ¿Qué piensas al respecto?

\

No hay comentarios.: