La verdad sobre la hipnosis ¿Es como en las películas? - Más Sobre Psicología

lunes, 19 de agosto de 2019

La verdad sobre la hipnosis ¿Es como en las películas?



La verdad sobre la hipnosis ¿Es como en las películas?

Cuando hablamos de la hipnosis es imposible no pensar en la imagen de una persona controlada mentalmente, por un mago, brujo, e incluso, psicólogos. Muchas representaciones artísticas han derivado del concepto popular de hipnosis, desde algunos cortos animados, hasta películas enteras donde la trama principal es el reacondicionamiento mental de personas, a partir de técnicas de hipnosis… Pero ¿Cómo es la hipnosis en la vida real? ¿Realmente existe? ¿O sólo es un fraude más de Hollywood? ¡El día de hoy daremos respuesta a esta pregunta!

La ficción no siempre representa la realidad

En sí, la hipnosis surgió gracias a la gran necesidad terapéutica que había muchas décadas atrás; como sabemos, no todo lo que pensamos y hacemos es 100% consciente, hay ciertos rasgos, patrones y pensamientos que son inconscientes y muy difícil de acceder a ellos, incluso, para el paciente mismo. Entonces, la hipnosis surgió como una técnica con la cual se pueden conocer los detalles de aquellos recuerdos y pensamientos reprimidos.
Esta técnica solo puede y debe ser puesta en práctica por terapeutas calificados en el área de la hipnosis, por lo que se desmiente la típica creencia del mago, brujo, o persona sabia que puede hipnotizar a quien quieran con chasquear solamente los dedos. No funciona así.

Detalles generales de la terapia hipnótica

¿El paciente puede ser controlado totalmente con el Terapeuta? Una representación popular de la hipnosis muestra al proceso como el sinónimo del control mental que se podría tener sobre alguien, sin que pueda resistirse. Múltiples espectáculos se han llevado a cabo alrededor del mundo con esta primicia en ferias, circos, demostraciones de magia, e inclusive, como alternativas reales basadas en la “ciencia” para la cura de problemas de salud mental…

En la realidad, la hipnosis funciona un poco diferente: Realmente en este proceso, no se busca “controlar” al paciente, pues este es consciente de todos sus actos, y tiene la capacidad de decidir libremente lo que quiere decir, y hacer, por lo que si algo no le agrada, simplemente es rechazado. Lo que se buscan con estas técnicas es un estado de predisposición para contar y recordar ciertos detalles que para el paciente resultan ser difíciles de relatar, o pasan totalmente desapercibidos por el sujeto. Muchos especialistas afirman que las técnicas usadas durante la hipnosis son similares en las empleadas en el yoga y la meditación.

¿Las personas sometidas a hipnosis tienen sus ojos cerrados todo el tiempo y no son capaces de recordar nada del proceso? Esta, es otra invención popular, que resulta ser totalmente falsa. Como dijimos anteriormente, el paciente es dueño de sí mismo, por lo que en todo momento se mantiene despierto durante la sesión de hipnosis. No obstante, se han presentado casos donde el paciente se autosugestiona mucho, y puede presentar una falta de memoria de lo ocurrido durante la sesión. En cuanto a los ojos cerrados, estos solo son un recurso más para la relajación del paciente, y suelen ser una recomendación de los terapeutas para una mayor concentración, aunque no son 100% necesarios en el proceso, todo depende del sujeto.

Existen muchos mitos más sobre la hipnosis, pero por el momento lo dejaremos hasta aquí. En artículos posteriores hablaremos de más detalles sobre esta interesante herramienta terapéutica.

No hay comentarios.: