5 Claves para reconocer a personas toxicas - Más Sobre Psicología

lunes, 29 de julio de 2019

5 Claves para reconocer a personas toxicas


5 Claves para reconocer a personas toxicas


Cabe recalcar que esté término se ha popularizado recientemente debido a diferentes libros de autoayuda, por lo que no es un término del todo correcto para utilizar o hacer referencia a las personas debido a que existe una marcada tendencia a etiquetar de manera inadecuada.

Sin embargo para efectos generales de este artículo vamos a utilizar esta etiqueta para poder explicar de mejor manera a qué nos referimos.

No existe una definición exacta de persona tóxica lo que sí existe es un sinfín de características que se mencionan en diferentes libros y artículos, por lo que haré una síntesis de todas estas características.


Por lo general cuando hablamos de personas tóxicas nos referimos a personas que no han madurado emocionalmente en algún aspecto, específicamente hablando en cuanto a su personalidad existen factores negativos que inciden en su comportamiento.

Por ejemplo esas personas tienden a ser demasiado inseguras por lo cual en sus relaciones interpersonales tienden a ser muy absorbentes y dependientes, además tienden a ser personas a menudo sumamente frustradas por diferentes situaciones por lo que tienden a utilizar a otras personas para desplazar.

En muchas ocasiones tienden a proyectar sus inseguridades en las demás personas invadiendo sus límites y centrándose en aspectos negativos o los defectos de los demás, esto para reforzar sus ideas y creencias y por ende sentirse más seguros y evitar la frustración de manera aparente.

Es en este cuando las personas que se encuentran alrededor se dan cuenta de que esa relación en específico tiende a ser sumamente negativa o difícil de sobrellevar por lo que tiende a agotar emocionalmente a las personas que se encuentran alrededor.

Por lo anterior en muchas ocasiones a las personas tóxicas también se les conoce como vampiros emocionales debido a que tienden a consumir nos demasiada energía y agotar nos emocionalmente.
Esto se menciona en la literatura relacionada con el tema, pero es importante retomar las siguientes ideas, que son la clave para comprender de mejor manera esta terminología un tanto ambigua.

Ahora bien una vez que ya conocemos a grandes rasgos, a qué nos referimos cuando hablamos de una persona tóxica, cabe recalcar una vez más algo muy importante, este término aparece y se populariza debido a cierto tipo de literatura que tiende a catalogar a las personas de acuerdo con ciertas características, en ocasiones dichas características bastante ambigua e incluso no se mencionan rasgos de personalidad que provoca esta situación en las aquellas llamadas personas tóxicas.

Por lo cual, hablar de personas tóxicas y de relaciones tóxicas no podríamos considerarlo una terminología adecuada sino más bien ambigua y también una manera de etiquetar negativamente a las personas.

El término persona tóxica es tan relativo que incluso ciertas características de nuestra personalidad pudiera considerarse como algo tóxico, donde si nos ponemos a ver a detalle incluso nosotros podemos ser personas tóxicas de acuerdo con esta terminología por lo que hay que tener mucho cuidado.

1. Se queja por todo.

Esto es algo bastante típico que podemos encontrar en diferentes contextos de nuestra vida, yo creo que todos conocemos a alguien que constantemente lo distinguimos debido a que es el quejumbroso de cualquier situación, se queja de los compañeros del trabajo, se queja del jefe en la oficina, se queja de la pareja, se queja de diferentes miembros de la familia, se queja de los amigos, se queja del clima, se queja del tráfico, se queja de la persona que lo atiende cuando va de compras, etcétera, etcétera, etcétera.

Su diálogo se encuentra centrado en lo negativo, tiene una fuerte tendencia a tener una visión polarizada de la vida una visión catastrófica, donde nada de lo que ocurre lo satisface, tiene muchas dificultades para verle lo positivo a algo, son aquellas personas que a cualquier situación siempre le ven lo malo, por más positiva que sea dicha situación, es aquella persona que siempre tiene un “pero...”

Eso sería muy fácil de catalogar como tóxico, ya que estar constantemente con una persona que se queja es bastante frustrante, incluso podemos aprender a ver todo de esta manera, volviéndolo aún mucho más frustrante, pero esta visión tiene un porque, todo esto es aprendido, muy probablemente desde la familia nuclear, por lo general cuando dentro de la familia, cuando ningún logro por más positivo que sea era tomado en cuenta, por lo cual nunca se hay alguna satisfacción con la situación vivida. Pero si algo sale mal, entonces es tomado en cuenta y con mano dura.

También podríamos hablar de una persona con poca tolerancia a la frustración, es decir, una persona que en su momento recibió todo lo que necesitaba sin tener que pedirlo mucho, por ende cuando las cosas no salen como esta persona espera, no suele verlo como algo positivo.


2. Críticas constantes.

Al igual que las personas quejumbrosas existen personas que les encanta criticar a otros, esto por diferentes situaciones ya sea por cómo se comportan ya sea por el trabajo que tiene ya sea por cómo se viste, ya sea por sus relaciones sociales, ya sea por sus logros así como una infinidad más de posibles razones que hacen a la persona objeto de crítica.

Ahora hay dos aspectos importantes a mencionar el primero, aquella persona que suele criticar de constantemente, muy probablemente lo haga algo llamado frustración, debido a que simplemente puede que debido a sus características personales no le haya sido tan fácil llegar a donde tú estás cómo le va ya también como a ti, Por lo cual una manera de intentar mantener su autoestima estable es criticar al otro, para sentir que aquellas situaciones consigo mismo son menos significativas, es decir se culpa al otro del problema.

Ahora el segundo punto importante cuando tú eres sujeto de crítica, para empezar porque carajo debe de importarte lo que otros digan piensen de ti, tu visión debe de estar focalizada en lo que tú haces, hay que aprender a definirse a sí mismos y no dejar que otras personas nos definan.

Esa es la solución hola manera de afrontar las críticas no tomándolas en consideración porque no tienen por qué importante, ahora si estás opiniones de importante demasiado déjame decir que el problema es tuyo.


3. Personas groseras o mal educadas.

Sin duda una de las situaciones más complicadas de sobrellevar con una persona, ya que las personas al ser sumamente ofensivas dificultan la comunicación y suele ser bastante incómodo y molesto para nosotros, sobre todo cuando nuestros valores no coinciden con los de esta persona, pero esto en gran medida nos afectará dependiendo de qué tan susceptibles somos ante esta situación.

Ya que una persona que constantemente es grosera mal educada y ofensiva con otro ser humano, en definitiva debe estar pasando por una situación complicada o tener razones para comportarse de esta manera, ya que una persona mentalmente sana y emocionalmente sana, no tendría ninguna razón para comportarse de esta manera con otras personas, por supuesto esto puede deberse a un componente aprendido, pero sin duda influye en gran medida ciertas variables de la personalidad así como experiencias vividas en el pasado.

Así que como en el punto anterior, depende de nosotros tomar en cuenta estas situaciones y enojarnos o simplemente pensar en que muy probablemente la persona que está siendo mal educada y grosera con nosotros es porque tiene algún problema que necesita resolver.

En esta vida no hay que tomarse nada personal, yo sé que muchas veces es complicado y es necesario poner límites, pero también en muchas ocasiones es más sano simplemente no tomar en cuenta las cosas, hay que tomar las situaciones de quien viene, si es una persona que de pronto nosotros conocemos que no suele comportarse de esta manera, a lo mejor hay que considerar que puede haber alguna situación de nuestra parte que está propiciando esto, pero si nosotros sabemos de antemano que la persona que es ofensiva y grosera con nosotros, se comporta de esta manera con todo el mundo, entonces no es necesario que nosotros nos tomemos a pecho o tomamos en consideración lo que esta persona hace.


4. Todo es culpa de los demás.


Lamentablemente este tipo de personas la solemos encontrar en nuestros contextos más cercanos, sobre todo en ambientes laborales y escolares, son aquellas personas que cuando todo sale bien, suelen colgarse su medalla de que ellos participaron en dicho logro, pero cuando las cosas salen mal o no salen de la manera adecuada suelen racionalizar la situación y justificarse diciendo que el otro tiene la culpa de lo ocurrido.

Son personas que no suelen aceptar sus culpas, son aquellas personas donde dicho sentimiento de culpa es tan insoportable para ellos y les golpea de manera tan fuerte el autoestima o el ego que prefieren dejarle esa carga emocional a otra persona.

Esto podríamos interpretarlo como un mecanismo de defensa, las personas lo utilizan para que en vez de ellos cargar con la culpa y sentirse mal, simplemente intentan depositar esto en otra persona para minimizar ese sentimiento intolerable para ellos.

Y esto lo podemos ver incluso fuera de los ambientes escolares y laborales, incluso en nuestra vida cotidiana, en diferentes situaciones, donde las personas simplemente niegan su culpa y prefieren depositarla en otra persona, también es muy común ver este tipo de situaciones en las relaciones de pareja donde todo lo ocurrido siempre es culpa del otro.

En este caso para aquellas personas que se encuentran del otro lado, desde aquí les digo que es mejor es evitar una confrontación o una pelea con este tipo de personas, ya que es sumamente complicado y en definitiva la persona no aceptará la culpa sin pelear o discutir de manera bastante acalorada y muy seguramente si la persona acepta su culpa será únicamente por terminar la pelea y no porque realmente sea consciente de que se equivocó, podríamos estar frente a una persona sumamente narcisista incluso, por lo cual intentar hacer entender a una persona esta situación es prácticamente un gasto innecesario de tiempo y energía.

5. Tensión constante.


Estas personas son aquellas que debido a su comportamiento, su visión de la vida, su actitud, suelen generar tensión o estrés a su alrededor, estas personas suelen ser caóticas, aquella persona que cuando llega todos a su alrededor se toma en la cabeza y dicen: “ya llegó el fulano”.

Aquella persona es difícil de manejar, es muy difícil establecer una comunicación o una relación social sin tener constantes roces.

Por lo general hablamos de personas que son en absoluto poco flexibles, es decir con ellos todo debe ocurrir de una manera específica y si no ocurre de esa manera específica, caeremos en una discusión o un problema y con esto podemos hablar de diferentes situaciones ni siquiera de algo complejo.

Son personas que simplemente esperan que todo salga acorde a como ellos piensan que debería ser y no consideran las ideas opiniones o sentimientos de otra persona, por lo cual todos a su alrededor se encuentran en constante tensión cuando tienen que tratar con esta persona.

La recomendación principal es que tengas en cuenta de qué será necesario que utilices al máximo tus habilidades en persuasión, en empatía, en tolerancia e inteligencia emocional, ya que de lo contrario cualquier situación con esta persona simplemente generará que tú acabes por jalarle el cabello.

Y al igual que los diferentes puntos anteriores, una de las claves para no salir herido ni mental ni emocionalmente cuando nos encontramos en un ambiente tóxico, por llamarle de alguna manera, es dejar de tomar en cuenta estas situaciones, uno no debe tomarse a pecho aquellas situaciones de las cuales nosotros somos conscientes que son incorrectas que no son nuestra culpa y que en definitiva guardan una situación del pasado, lo cual provoca que éstos tengan este tipo de conductas o actitudes.




Escucha nuestro podcast

Bandcamp: 5 Claves para reconocer a personas toxicas


iVoox: 5 Claves para reconocer a personas toxicas





No hay comentarios.: