¿Nos estamos volviendo cada vez más tontos? | El efecto Flynn negativo - Más Sobre Psicología

viernes, 17 de mayo de 2019

¿Nos estamos volviendo cada vez más tontos? | El efecto Flynn negativo


¿Nos estamos volviendo cada vez más tontos? | El efecto Flynn negativo

Como vimos en un artículo pasado, el investigador James Flynn, a finales del siglo XX propuso la teoría mundialmente aceptada por los estudiosos del CI, acerca de que con el paso del tiempo, los seres humanos son cada vez más inteligentes; A esto, se le conoce como “Efecto Flynn” en honor a su descubridor. En Más Sobre Psicología, ya hemos hablado de este curioso efecto, por lo que, si deseas saber más, puedes hacer click en el siguiente enlace:

APRENDE: ¿Nos estamos volviendo más inteligentes? | El efecto Flynn

Ahora bien, ¿Y si te digo que nuevos estudios contradicen lo dicho por Fynn, y por tanto, se teoriza que cada vez somos más tontos?

Según Bernt Bratsberg y Ole Rogeberg, del Ragnar Frisch Center for Economic Research, en los nuevos Test de Coeficiente intelectual, se ha detectado un descenso en la puntuación en relación a pruebas realizadas en años anteriores (de manera específica, las puntuaciones en los Test de CI se redujeron en una media de 7 puntos). Ciertamente esto contradice de forma directa lo postulado por Flynn años atrás, pues este había teorizado que cada 4 años aproximadamente el CI de los habitantes de la tierra aumenta gracias a la tecnología y sus nuevos avances, así como también a la adopción de una vida más agitada y trabajos más exigentes, lo cual hace que las habilidades de los sujetos aumenten exponencialmente con el pasar de los años.

Entonces ¿Según esta nueva postura, a qué se debería nuestro descenso de inteligencia?
De acuerdo con los investigadores antes mencionados, el decaimiento del CI en las pruebas, podría deberse a factores ambientales y del entorno; una vida más estresante en muchas ocasiones, lo que lleva a un deterioro mental y físico de las personas, así como al gran aumento de déficit de atención que se ha puesto en evidencia en muchos otros estudios (Específicamente, en un estudio realizado por Microsoft en el año 2016, se trazó que la media de atención de un sujeto en ese año fue de 6 segundos, mientras que años, o décadas pasadas, la pérdida de atención no se daba, hasta haber transcurrido 15 segundos de media). Asimismo, la exposición a nuevas tecnologías ha sido contraproducente para el desarrollo del ser humano puesto que ahora muchas actividades donde se necesitaba un esfuerzo mental, ahora no la necesitan, porque la tecnología ha simplificado la vida.
En conclusión… Todo aquello en lo que se fundamentaba el Efecto Flynn, es por lo que también lo desacreditan, lo cual evidencia un choque de dos perspectivas de la actualidad.

¿Y qué ocurre con las pruebas de inteligencia donde se evidenció una reducción del CI?
Posturas neutrales de diversos estudiosos han argumentado que ciertamente las pruebas en las que el Efecto Flynn negativo se sustenta son reales, y existen cientos de ejemplos irrefutables. Sin embargo, y como hablamos con anterioridad en esta página, una prueba de CI no mide completamente la inteligencia de una persona, solamente una fracción de ella, lo cual deja en el borde a varias habilidades que nuevas definiciones han considerado como inteligencia (Como es el caso de la inteligencia emocional). Por ello, pudo darse el caso que las pruebas presentadas por los participantes del estudio se centraran solamente en partes muy específicas, lo que no reflejaría un resultado real de la inteligencia mundial.


De igual forma, se ha descrito que la demografía también tiene mucho que ver en los resultados: El estudio del cual hemos hablado en este artículo, le fue aplicado a países europeos en su mayoría (Como Escocia, Noruega y Alemania), mismos que tienen una tasa de nacimientos menor, a la de muertes, por lo que una buena parte de la población de estos países son de adultos mayores o adultos con cierta edad. Esto ciertamente traería consigo un descenso en el CI en las pruebas, explicable por el mismo efecto Flynn que tanto se contradice (pues, al ser adultos mayores la mayoría de encuestados, estos no han gozado al completo de los nuevos avances ni desarrollo de nuevas habilidades).

Conclusión: Aún no se puede sacar con certeza, y sólo se podrá llegar a ella, cuando nuevos estudios confirmen la tendencia bajista en el CI de las personas (en especial en los jóvenes, que según el efecto Flynn, deberían ser más inteligentes. En el momento que estos obtengan puntuaciones menores que sus predecesores, podríamos hablar, sin temor a equivocarnos de que cada vez nos volvemos más tontos).

¡Cuéntanos qué opinas en los comentarios!

No hay comentarios: