¿De cuántas maneras puede aprender una persona? - Más Sobre Psicología

lunes, 20 de mayo de 2019

¿De cuántas maneras puede aprender una persona?



¿De cuántas maneras puede aprender una persona?

En más sobre psicología hemos tocado en numerosas ocasiones el tema del aprendizaje y cómo este se presenta en lo seres humanos. Artículos como el de La teoría del aprendizaje social, el Conductismo y varios otros, solo son una pequeñísima parte de la realidad que vivimos todos los días de una u otra manera. Ciertamente, el ser humano en estos tiempos tiene una infinidad de herramientas para aprender, en comparación de otras épocas, pues la revolución digital y el internet han supuesto la modernización de nuestras vidas y una abertura del conocimiento que en no más de 30 años solamente se podían conseguir en libros de texto de colegios, o libros de bibliotecas. Ahora todo ese contenido basta con hacer una búsqueda en el navegador y conseguirlo. Y esta solo es otra perqueña forma de aprendizaje que tienen los seres humanos. La pregunta entonces es: ¿De cuántas formas puedo aprender? De eso hablaremos en nuestro artículo del día de hoy

Tipos de aprendizaje:

Seguramente, si eres seguidor de nuestra página o bien de cuestiones referentes a la psicología en general, hayas visto en algún momento los nombres de los reconocidos investigadores Ivan Pavlov, Albert Bandura y varios otros. Pues bien, cada uno de estos estudiosos han descubierto cómo el ser humano interactúa con su ambiente y en reciprocidad, la forma de aprender de este.

Por tanto, con el pasar de las décadas, hasta llegada la actualidad, se han descubierto 13 distintas formas en las que un ser humano puede aprender u obtener nuevas habilidades y conocimientos:

  1. El aprendizaje implícito o (inferido): El sujeto no sabe que está aprendiendo algo nuevo, aunque sea así; se pudiera asemejar a una respuesta automática por parte del sujeto (por ejemplo, si llueve, se buscará refugio en algún lugar cerca, para evitar enfermar), aunque en realidad aprende algo nuevo. Si regresamos al ejemplo anterior, puede que ya hayamos estado antes expuestos a la lluvia, pero no en el mismo lugar ni con las mismas cosas en mano, por lo que el buscar refugio es una acción totalmente diferente.

  2. Aprendizaje explícito: Como lo dice su nombre, en este tipo de aprendizaje, la persona sabe que está aprendiendo algo, y está en total disposición de aprender. Decisiones como ir a clases de música, de canto o simplemente querer estudiar o aprender cierta habilidad, son ejemplos claros de este aprendizaje.
  3. Aprendizaje por asociación: Mejor conocido como el condicionamiento y el conductismo, es la forma más conocida de aprendizaje en el mundo y la teoría es base de muchos conocimientos en materia psicológica que se tienen a día de hoy. En Más Sobre Psicología, ya tenemos un artículo donde hablamos acerca del conductismo, por lo que te invitamos a leerlo si quieres saber más de este tipo de aprendizaje:
APRENDE: ¿Qué es el conductismo?
  1. aprendizaje por hábitos: Los hábitos son acciones que realizamos de manera repetida y frecuente; por lo que al final de varios días y con el hábito, llega la habituación que es la normalización de la acción o estímulo. Ejemplo de esto podría ser la persona que compra un nuevo departamento y se muda. En un principio talvez extrañe su antigua casa e incluso note ciertos defectos en la nueva vivienda, pero con el paso del tiempo, la habituación llega, y cuando se regresa al primer hogar, ahora este es el desconocido. Todo porque nos acostumbramos.

  2. Aprendizaje a raíz de otros aprendizajes: Tal cual y como se muestra en su nombre: El sujeto organiza y procesa la información ya aprendida, y la usa para crear nuevos conocimientos: Este aprendizaje es el más común en los estudiantes, puesto que muchos de los planes de estudios muestran una correlación entre sí (lo que se verá en el segundo año, es la continuación de lo visto en el primero).
  3. Aprendizaje en cooperación: Estrategia usada comúnmente en escuelas o grupos de estudios, el aprendizaje cooperativo centra sus bases en la ayuda mutua, es decir, cada persona aprende de sus semejantes, y viceversa.
  4. Aprendizaje en colaboración: Similar al tipo de aprendizaje anterior hasta llegar a confusiones, el aprendizaje colaborativo se diferencia del cooperativo en la forma de asignación de problemas: en el aprendizaje cooperativo, los problemas y aprendizajes se desarrollaban de manera interna en el grupo, sin asignación directa. En el aprendizaje colaborativo, los sujetos reciben interferencia externa, lo que crea una colaboración no solo entre el mismo grupo, sino del mundo exterior a este.

  5. Aprendizaje emocional: También conocido como inteligencia emocional (de la cual tenemos ya un artículo en nuestra página), este aprendizaje se basa en el reconocimiento y gestión de nuestras emociones y la visualización de estados de ánimo externos a nosotros, en nuestro círculo social, o bien, con nosotros mismos. En nuestro artículo sobre la inteligencia emocional, hablamos largo y tendido sobre todos los detalles.
    APRENDE: ¿Qué es la inteligencia emocional?
    1. Aprendizaje por la observación: El aprendizaje vicario, o por imitación ocupa este este puesto. En este tipo de aprendizaje, adquirimos conocimientos por medio de otras personas y sus vivencias. En nuestro artículo sobre la teoría del aprendizaje social hemos hablado mucho más sobre esta forma de aprender.
    1. APRENDE: ¿Somos lo que observamos? | La Teoría del Aprendizaje Social
    1. Aprendizaje por experiencias: A diferencia del aprendizaje vicario, en este punto, aprendemos por nosotros mismos, de nuestras propias experiencias, por lo que, si en el aprendizaje por observación, contemplábamos lo que alguien más hizo, en este caso, nosotros nos vemos en retrospectiva y vemos cuál fue nuestro actuar en diversas situaciones.
    2. Aprendizaje por descubrimiento: También llamado Aprendizaje activo (descubierto por el investigador Jerome Bruner), como lo indica su nombre, en reordenar conceptos descubiertos, para darles coherencia y finalmente aprender de lo vivido. Por ejemplo, si estamos estudiando un nuevo tema de matemáticas y aún no sabemos bien cómo realizar las operaciones, leemos la teoría, y en base a esta, aprendemos a resolver los ejercicios. La acción de leer la teoría es el descubrimiento.

    3. Aprendizaje por memoria: Parecida al aprendizaje por hábitos y experiencias, es una acción que realizamos todos días y se basa en relacionar distintos recuerdos o fijar nuestra memoria en algún momento o acción, con el fin de hilar todo y aprender en base a lo que recordamos. No se trata de un acto consciente en muchos casos, sino más bien automático, lo que hace que se diferencie de los dos tipos de aprendizajes mencionados al principio del párrafo.
    4. Por último, tenemos al Aprendizaje receptivo o directo: Se basa en la conversación entre dos personas, donde una de ellas le da información a otra. El receptor en este acto de comunicación tiene la tarea de interiorizar lo dicho por su contraparte. Si lo logra, habrá aprendido algo.


    Existen muchas formas de aprender ¿Cuál es la que más usas? ¡Cuéntanos!

    No hay comentarios: