6 Consejos para elegir pareja correctamente. - Más Sobre Psicología

Más Sobre Psicología

Te explicamos de manera sencilla todo lo que necesitas saber sobre psicología para tu vida diaria.

miércoles, 15 de mayo de 2019

6 Consejos para elegir pareja correctamente.



6 Consejos para elegir pareja correctamente.

Sin duda el elegir pareja es un tema central en cada uno de nosotros, esto por distintas razones, dentro de las principales que encontramos son: nuestra educación y nuestras expectativas las cuales en muchas ocasiones juegan en contra nuestra al momento de elegir pareja.

1. Tiempo.

Este sin duda, no es de gratis el punto número uno, ya que la primera clave importante al momento de elegir pareja, es tomarnos el tiempo necesario para determinar si nuestra elección es la adecuada.

Yo sé que en nuestro día a día nos han vendido la idea del amor a primera vista o la persona correcta es aquella con la que sientes un feeling especial, sin embargo esto en la mayoría de las ocasiones es únicamente algo emocional, lo cual repercute primeramente en que nos quedemos únicamente con la primera impresión de alguien, y en segundo lugar que queramos ir muy rápido.




Yo sé que es prácticamente imposible conocer al 100% a una persona, ya que los seres humanos somos cambiantes día con día, nadie es la misma persona que fue el año pasado o hace 5 ó hace 10 años, incluso hace unas cuantas semanas, sin embargo es muy importante tomarnos el tiempo necesario para poder valorar si una persona es o no una pareja potencial.

¿Y cuánto es el tiempo ideal?, mira que tampoco existe un tiempo determinado, lo que ocurre es que en muchas ocasiones las relaciones de pareja inician después de haber conocido una persona durante unos cuantos meses, unas cuantas semanas o incluso durante unos cuantos días, lo cual en definitiva es sumamente poco tiempo para poder determinar si es o no la pareja indicada.

Desgraciadamente nos han acostumbrado a que todo debe ser rápido o todo tiene un momento determinado, incluso en muchos casos, lleva a las personas a pensar en que tres meses de conocer a una persona es demasiado y ya deberían de ser pareja, cuando no es así, siempre el tiempo indicado será el necesario para que tú te sientas seguro con la decisión que estás tomando.

Tómate todo el tiempo necesario para valorar si aquella persona con la que estás pensando iniciar una relación de pareja coincide con los estándares mínimos que tú esperas para tener una relación estable, y en definitiva si pasa el tiempo y no te sientes seguro o segura para iniciar esa relación, no la inicies.

Y por supuesto que es correcto tener ciertos estándares para elegir pareja, porque este es un tema serio, nuestra salud mental depende de ello, así que no te tomes esta decisión a la ligera.

2. Físico.

Mira que yo sé que a todos nos gusta lo bonito, de esto no hay ninguna duda, por lo cual en la mayoría de los casos las personas siempre buscan un hombre guapo o una mujer guapa, es decir que sea un sujeto atractivo, sin embargo, muy atento con lo que voy a mencionar ahora mismo, “El físico de una persona en ninguno de los casos repercute en que sea o no una relación estable y mucho menos que esa relación pueda llegar al matrimonio”.

Es decir, el físico no se encuentra directamente relacionado con el curso qué llevará una posible relación de pareja, estoy totalmente de acuerdo que la persona tiene que ser atractiva para nosotros, por supuesto que sí, eso es indispensable, sin embargo ese no es el eje central que en un futuro mantendrá unida esa relación de pareja, existen factores muchísimo más importantes para determinan el curso favorable de una relación de pareja.




Con esto no quiero decir que inicies relaciones de pareja con personas que no te agradan, no, mencioné que es indispensable que la persona sea atractiva para ti, ahora bien, eso no determina que la posible relación vaya a ser positiva, favorable y duradera.

Lamentablemente tener contigo una pareja que únicamente es atractiva, pero no coinciden en ningún aspecto o con ninguno de los valores que tú presentas, es únicamente tener una figura de colección.

Por lo cual, hay que ser sinceros y saber valorar a las personas, no por lo que dicen, no por cómo se ven, sino por lo que nos demuestran, por lo que hacen, en el momento en que tu mirada esté fija en lo que la persona te demuestra, créeme que mejoraras muchísimo tus decisiones en cuanto a las relaciones de pareja, ya que esto nos aleja de la expectativa, de lo que esperamos y nos centra en lo que podemos ver, en lo que podemos vivir, en lo que presenciamos, en lo que podemos palpar, nadie nos está contando algo, nosotros lo estamos mirando.


3. Valores.

Sin duda este es uno de los pilares más importantes dentro de una relación de pareja, el considerar si esa pareja potencial coincide con nosotros en cuanto a valores se refiere o por lo menos que la persona posee valores similares, ya que de lo contrario, esto definitivamente provocará en algún momento si esa relación de pareja se concreta, discusiones o peleas, ya que nosotros, tanto nuestras decisiones como nuestras conductas, están basadas íntimamente en los valores que nosotros profesamos.

Así que sí desde el principio tú te das cuenta que esa persona no posee valores por lo menos similares a los que tú tienes y sin embargo tú te arriesgas iniciar esa relación de pareja, déjame decirte que lamentablemente esto no va para buen camino.

El ejemplo más común que encontramos, son aquellas personas que tienden a tener una vida social sumamente activa, es decir que son personas que gustan de salir constantemente, ir a bares, salir a restaurantes, centros nocturnos o antros, irse con los amigos a amigas a beber, mientras que la otra parte de la posible relación de pareja no gusta sencillamente de hacer esto, o al menos no con la misma frecuencia e intensidad, en definitiva generará conflictos en algún momento, o incluso si la situación es inversa, la idea central es que puede haber un choque muy fuerte en cuanto a gustos, valores y conductas, que es necesario tomar en cuenta.

Lo que ocurre muchas veces es que las personas creen que pueden cambiar a los demás pensando que “a lo mejor si llegas en iniciar una relación de pareja las cosas cambiarían”, que por esta razón, las cosas serían diferentes, sin embargo es importante entender que las personas únicamente cambian cuando ellas lo quiera hacer, cuando ellas mismas toman la decisión.

Ninguna persona puede cambiar a otra, incluso dentro de una relación de pareja, no se puede cambiar a alguien que no quiere y sobre todo cuando hablamos de hábitos, por lo cual es sumamente importante desde el principio observar muy bien si los valores que posee la otra persona coinciden con los nuestros o por lo menos,  considerar la posibilidad de llegar a un acuerdo, donde la línea base sea el respeto, es decir, que aunque hayan ciertas diferencias, existe un respeto mutuo y recíproco entre ambas partes de la pareja.


4. Proyectos en común

Es muy importante que antes de involucrarse directamente en una relación de pareja conozcas cuáles son los planes de la otra persona a corto, mediano y largo plazo, así como todas aquellas preguntas que te puedan surgir o inquietudes que puedas tener acerca de si la otra persona coincide con diferentes aspectos que tú esperas en una relación de pareja, por ejemplo si quiere casarse, si le gustaría tener hijos, cuál es la edad ideal a la cual le gustaría tener hijos, si le gustaría viajar, si le gustaría tener un negocio propio, qué planes tiene su trabajo, entre muchas cuestiones importantes en el día a día. 




Tener una pareja no es algo para tomarse a la ligera y es sumamente importante preguntar todo aquello de lo que nosotros tengamos dudas y por supuesto, esto ayudará no solamente a conocer mejor a la persona, sino que ayudará al establecimiento de confianza.

Este punto también es importante en aquellas parejas donde existe una diferencia significativa en cuanto a la edad de sus miembros, por ejemplo cuando existe una diferencia mayor a los 5 años es sumamente importante establecer cuáles son los proyectos que podrían haber en común en la relación de pareja, debido a que en muchas ocasiones la brecha generacional que existe entre ambas partes de la relación puede generar que existan proyectos de vida muy diferentes.

5. Expresión emocional.

A diferencia de lo que la mayoría de las personas piensa esto no ocurre solamente en cuanto a las parejas masculinas sino que también ocurre con las mujeres, en muchas ocasiones alguno de los miembros de la pareja presenta alguna dificultad para expresar sus emociones o ideas, lo cual en definitiva es un obstáculo importante para la comunicación, por lo que sí tú eres una persona altamente expresiva emocional y planeas establecer una relación de pareja con alguien poco expresivo emocional, en definitiva es algo que tienes que pensar con seriedad, ya que este punto pudiese generar muchos problemas en la relación de pareja, en especial como se mencionó con anterioridad en la comunicación.

Y por supuesto, cuando hablamos de expresión emocional, esto va ligado a la expresión afectiva, con lo cual si tú también eres una persona altamente expresiva en cuanto a lo afectivo tienes que valorar realmente sí es lo que esperas una relación de pareja.

Existen muchos casos donde tanto hombres como mujeres no solamente establecen una relación de pareja sino que incluso llegan al matrimonio y al paso de los años esa situación en específico comienza a pesar mucho en la relación de pareja, ya que siempre existirá la queja de uno al otro, cosas como “nunca me demuestras cariño”, “nunca me abrazas”, “nunca eres detallista conmigo”, “mientras que yo todo el tiempo lo intentó”, “mientras que yo todo el tiempo lo hago”.

Independientemente de las situaciones conflictivas que pudiesen ocurrir, en definitiva afecta el curso de una relación sana de pareja, ya que la expresión afectiva o de cariño es esencial para un desarrollo positivo del propio vinculo.






6. Socialización positiva.

Este punto no solemos tomarlo tan en cuenta, pero es muy importante, ya que la socialización es clave al momento de relacionarnos con otras personas, esto tanto con los amigos de la pareja o con la familia, considerando ambas partes.

Repercute negativamente en una relación de pareja cuando alguna de las partes de esta relación tiene dificultades para socializar de manera positiva con los demás, ya que dificulta el establecimiento de vínculos significativos a largo plazo, lo cual de llegar de establecer una relación de pareja, en un futuro pudiera provocar que debido a que la pareja tiene dificultades para relacionarse o incluso no le gusta relacionarse con otras personas, el otro miembro de la relación tienda alejarse de la familia y de los amigos, lo cual no es algo sano.


Visita: Gananci

Escucha nuestro podcast


No hay comentarios: