¿Qué se considera un comportamiento anormal? - Más Sobre Psicología

Más Sobre Psicología

Te explicamos de manera sencilla todo lo que necesitas saber sobre psicología para tu vida diaria.

miércoles, 17 de abril de 2019

¿Qué se considera un comportamiento anormal?



¿Qué se considera un comportamiento anormal?


La psicología clínica, es la encargada de estudiar el comportamiento de los seres humanos, sean estos “normales” o no. Con ello se da por entendido, que abarca, desde las causas, el cómo se manifiesta el comportar, hábitos y las razones, motivaciones o estímulos que pudieran determinar el actuar de una persona en un lugar y momento determinado; Conocer esto, es un proceso laborioso, requiriendo una evaluación por parte del psicólogo.

No es necesario estudiar Psicología para darnos cuenta, si una persona tiene dificultades mentales o se comporta de una manera que podríamos considerar “Anómala”, es decir “fuera de lo común.” Lo importante aquí es ¿Qué es lo anormal en realidad?

ARTÍCULO RECOMENDADO: ¿Qué es la disonancia cognitiva?


En una definición literal de lo anómalo, podríamos considerar a las personas altas (mayores a 1.70 mts) como anormales, pues no es muy común ver por la calle a un sujeto de 2 metros de altura, pero pese a eso, es una persona igual a todos nosotros, con emociones, problemas y pasiones; ¿Eso quiere decir que sólo por el hecho de no tener una característica en común el sujeto es anómalo? La respuesta depende desde qué punto de vista mires la “anormalidad”

Para la psicología clínica, la cuestión de “anómalo” no depende del determinar si una conducta es “inadaptada” en la sociedad (si el sujeto tiene problemas con sus relaciones sociales), sino más bien, es enfocado a conductas irracionales y potencialmente peligrosas para sí mismas, como para los demás; entonces el psicólogo, de notar una conducta anómala, ya estaría hablando de trastornos como la psicopatía, difiriendo de la persona común que al ver una acción fuera de contexto ya estaría hablando de una demencia o locura por parte del autor de la conducta.

No obstante, no es tan sencillo decir qué es lo anormal, pues esto depende de miles de factores y puntos de vista distintos (incluyendo el tuyo propio). Por ello, recolectamos los puntos de vista más valorados en la sociedad, acerca de lo considerado anómalo:

  1. Desde una perspectiva subjetiva: Es muy difícil definir el punto de vista mismo, debido a la subjetividad misma, sin embargo, gracias al estudio del ser humano, se ha sacado que, por norma general, la subjetividad de lo normal en las personas depende de si las personas son parecidas a nosotros o son diferentes. “Mientras un mayor parentesco, más normal eres, mientras que, si eres diferente, eres más anormal”
  2. Desde la perspectiva normativa: Si nos vamos a los aspectos normativos o legales, el ser normal es un sinónimo del seguir perfectamente las reglas tal y como están establecidas, mientras que lo anormal es apartarse de ellas o quebrantarlas. Es este apartado, se maneja cierta anormalidad siempre, pues “nadie es perfecto y todos han sobrepasado reglas en algún momento de su vida”
  3. Desde el punto de vista cultural: En este punto, lo normal depende de las tendencias o la “moda”, o lo establecido en una cultura o grupo social (por ejemplo, un grupo religioso). Lo anormal se da cuando se rompe lo impuesto por la cultura o grupo social; si hablamos de moda, por ejemplo, el ser anormal podría depende de qué tan desactualizada esté la ropa que llevas puesto.
  4. Desde un punto de vista estadístico: Se basan principalmente en el cociente intelectual de los individuos. En más sobre psicología, ya hemos dedicado varios artículos a este tema, por lo que mirarlos podría esclarecer este punto de vida.






Resumidamente, la perspectiva estadística, mira la media intelectual (100 – 115 de CI), si el sujeto sobrepasa o se encuentra por debajo, se considera una anormalidad. Por ello, personajes como Albert Einstein son personas anómalas.

Ahora no es tan fácil decir qué es normal y qué no lo es… Todo depende de cómo lo miremos ¡Cuéntanos qué opinas!



No hay comentarios: