7 Mitos acerca de la psicología - Más Sobre Psicología

martes, 16 de abril de 2019

7 Mitos acerca de la psicología


7 Mitos acerca de la psicología

Existen aún muchísimas creencias erróneas y estigmas acerca de la psicología, las cuales han llegado al nivel de ser creencias generales y populares que muchas veces las personas suelen pensar que es una verdad absoluta, por lo que en este artículo haremos una aclaración de 7 de los mitos más comunes acerca de la psicología.


1. Los psicólogos sólo dan consejos y un buen amigo puede hacer lo mismo.
Existen grandes diferencias entre un consejo de parte de un amigo y un proceso terapéutico por parte de un psicólogo profesional, por ejemplo podríamos hablar acerca de la objetividad, mientras que un amigo será meramente subjetivo un psicólogo profesional, tiene como base fundamental para trabajar con un cliente la objetividad, un psicólogo en sesión te hablará acerca de los diferentes pensamientos, emociones o situaciones que pueden estar propiciando la situación que te llevó a consulta, tu amigo muy seguramente sólo estará enfocado en darte una solución de acuerdo a su criterio, a sus experiencias o lo que ha escuchado que funciona.
Los psicólogos como tal no dan consejos, es más ni siquiera les dicen a los clientes lo que tienen que hacer, lo que se busca es propiciar que el sujeto sea autónomo, es decir, que el sujeto pueda tomar la mejor decisión posible, mientras que un amigo muy seguramente te convencerá de seguir sus consejos.



Por último un amigo únicamente te dará un consejo basado en una situación o una acción en específico, mientras que un psicólogo puede elaborar todo un plan terapéutico para poder lograr un único objetivo, y por supuesto antes de llegar a este punto será necesario trabajar en diferentes aspectos personales, con lo cual es mucho más complejo que solamente decirle a alguien lo que debe o no debe hacer.

2. Los psicólogos leen la mente, adivinan nuestros pensamientos.
Cada que escucho a alguien a firmar esto, siempre les respondo: “ojalá fuese de esa manera, porque en verdad nos ahorraríamos muchísimo tiempo y muchísimo esfuerzo”, sobre todo en recopilar toda la información necesaria, primeramente para armar el expediente nuestro cliente y posteriormente en obtener la información necesaria para elaborar una estrategia terapéutica, yo sé que de pronto pudiera parecer qué leemos la mente porque incluso antes de que el paciente nos diga, lo que piensa o siente respecto a un tema, nosotros podemos comenzar a deducir cual pudiese ser la problemática, sin embargo esto es debido a nuestro entrenamiento o nuestra pericia clínica, es decir a toda la información que nosotros observamos tanto de lo verbal, como de lo no verbal, es lo que permite realizar un análisis y posibles hipótesis de las situaciones, por lo cual se tiende a pensar que podemos leer mentes o adivinamos lo que la persona está pensando, cuando en realidad nuestra respuesta se encuentran basadas meramente en el análisis objetivo de lo que observamos y de lo recabado a través de la entrevista.


3. Al psicólogo solo se va platicar.
Otro de los grandes mitos es que tus problemas se van a resolver únicamente platicando con el psicólogo, a lo único que se va a sesión es a platicar o hablar con el psicólogo y nada más.
Esto en gran medida dependerá de la corriente utilizada por el profesional, lo que cabe recalcar es que en ninguna de ellas únicamente se va a platicar, el diálogo es fundamental para nuestra labor y en prácticamente todas las corrientes psicológicas, de ahí se toman y aprenden nuevas ideas, nuevas maneras de ver el mundo, diferentes paradigmas, refutación de ideas, entre muchísimas cosas más como parte del dialogo, sin embargo el abordaje de corriente es diferente, ya que el diálogo es esencial no solamente para la catarsis, sino que como se mencionó con anterioridad para la recopilación de información, pero más allá de eso, es el medio principal a través del cual se llevará a cabo el tratamiento.

En el tratamiento pueden realizarse un sinfín de actividades tanto escritas como de manera verbal, entre muchísimas otras por ejemplo: escuchar música o un audio, ver algún vídeo, leer el fragmento de un libro, reflexionar sus propias historias, realizar un role playing, técnicas de relajación o de meditación, tocar algún instrumento musical, escribir, dibujar, entre muchísimas más, más allá de simplemente hablar, también el dialogo debe tener un sentido.


4. las personas que van al psicólogo están locas, son débiles o no son capaces de resolver sus problemas solas.

Este más allá de un mito, es un estigma acerca de la psicología, en primer lugar una persona que asiste a consulta no está “loca”, es más la mayoría de los pacientes que asisten a terapia no poseen un trastorno psicológico concreto, que muy probablemente pueden presentar síntomas de algún trastorno, si, por supuesto, pero sin embargo aunque fuese el caso que poseyera un trastorno psicológico, eso no significa que la persona está loca, simplemente es una persona que requiere de apoyo para poner manejar su situación específica, en segundo lugar “porque las personas son débiles”, no es así, realmente no tenemos que poder con todo lo que nos ocurre, es completamente sano recurrir a un profesional cuando necesitamos apoyo o ayuda para encontrar una solución a nuestra problemática, incluso muchas veces no es que las personas no sean capaces de resolver sus problemáticas, por supuesto que lo son, lo que ocurre que tal vez no han encontraron la manera adecuada de hacerlo, no han intentado aun lo que necesitan para poder resolver su problemática.

5. El tiempo lo cura todo.
El tiempo sin duda puede ayudarnos a ver de manera diferente las cosas, incluso a que deje de doler o dejemos de sufrir por ciertas situaciones, sin embargo, esto no significa que hayamos superado o que de alguna forma ya hemos resuelto la situación, simplemente ya no se encuentra presente todo el tiempo en nuestros pensamientos, sin embargo al momento de recordar, al momento de volver a hablar sobre el tema, al momento de evocar el recuerdo puede afectarnos nuevamente, con lo cual estaríamos hablando de alguna situación de vida no resuelta, lo ideal siempre es trabajar las diferentes situaciones que nos pudiesen afectar en el momento justo, de manera transversal, decir justo cuando esto ocurre, de lo contrario podríamos cargar por muchísimo tiempo esta misma situación, aunque a lo mejor no sea demasiado significativa, pero vamos a sufrir de vez en cuando por esto.

Por ejemplo siempre es recomendable cuando después de la ruptura de una relación de pareja te ves sumamente afectado, a acudir a terapia en ese momento, ya que conforme pasa el tiempo a lo mejor puedas “superar” esa situación, sin embargo es aquí cuando nos encontramos con casos de personas que después de dos, tres, cuatro, incluso cinco años continúan sintiendo ya sea resentimiento o incluso sintiendo dolor por haber finalizado con esa relación de pareja, es aquí cuando debemos de tener en claro que el tiempo no lo cura todo, ayuda, pero no lo cura todo.


6. Si voy al psicólogo me van a medicar.
Incluso en consulta muchas veces las personas me han dicho que tenían temor o miedo de acudir con un psicólogo por malas experiencias de amigos y familiares acerca de la medicación y entiendo perfectamente que es un tema delicado, sin embargo, hay que tener muy en cuenta que no para todos los casos es necesaria la medicación, pero sí para todos los casos con medicación es necesario un tratamiento psicológico.
Ocurre que muchas veces los diferentes trastornos que se presentan tienen un origen biofisiologico, como por ejemplo ciertos casos de depresión y de ansiedad que son los más comunes e incluso algunos casos posteriores a un duelo, es decir el fallecimiento de un familiar, de alguna ruptura amorosa, entre muchísimas otras situaciones donde intervienen pérdidas significativas, esto puede detonar una depresión que muchas veces es necesario tratar con fármacos a la par del tratamiento psicológico, pero ojo, esto depende de la situación.
No en todos los casos ir al psicólogo va a requerir de medicación y ojo, los psicólogos no medicamos, se realiza una canalización a un neurólogo o psiquiatra, el cual se encargará de evaluar y brindar el medicamento o psicofarmaco necesario y posteriormente se canaliza de vuelta a nosotros para realizar el tratamiento psicológico.
Incluso en la mayoría de los casos no se requiere de medicación, basta con simplemente trabajar en consulta las diferentes situaciones que se presentan y las podemos resolver sin ningún problema, ojo, cuando la medicación necesaria el psicólogo se encarga de hablar con el paciente o con el cliente mucho antes de que canalizarlo, para que éste una vez canalizado sepa lo que se va a encontrar con el neurólogo o psiquiatra, además de que nosotros como psicólogos ayudamos al apoyo de la adherencia terapéutica, es decir que el paciente pueda seguir al tratamiento de manera adecuada.

7. Los psicólogos van a resolver mis problemas.
Creo que esté va a ser el punto más controvertido, pero cabe aclarar algo muy importante y es que los psicólogos no solucionamos los problemas de las personas, porque no está en nuestras manos hacerlo, es decir nosotros no podemos hacer un cambio en la persona si ésta no quiere hacerlo punto.

Ocurre que nosotros trabajamos en diferentes aspectos que son necesarios para que pueda haber un cambio significativo en la situación actual de la persona, con lo cual se resolverían sus situaciones problemáticas, nosotros somos facilitadores o ayudadores en brindarle herramientas al paciente para poder darle solución a la situación que lo aqueja, sin embargo, si el paciente o cliente no sigue el tratamiento adecuadamente, no está de acuerdo con realizar actividades, con hacer ciertos cambios personales, con modificar su conducta, por obviedad, no vamos a lograr los objetivos esperados.


Es decir para poder solucionar el problema, una persona debe de querer darle solución, de otra manera no es posible, nosotros lo que hacemos es brindar las herramientas y ayudarle al cliente a ver su situación problemática de una manera diferente, a través de nuestros conocimientos en psicología, a través de diferentes estrategias y herramientas, nuestro trabajo no puede realizarse de manera correcta si el paciente o cliente no está de acuerdo con someterse al tratamiento.

Escucha nuestro podcast




No hay comentarios.: